Ver amaneceres oxidados online dating


11-Dec-2017 00:36

Quizás lo mejor sea arrancar con una guía práctica del viaje a Vietnam y la fabulosa Luang Prabang para poner orden a las cosas.

Os detallaré nuestra ruta con la mayor precisión posible con objeto de que le sea útil a otros viajeros que se adentren a esta parte del continente asiático.

Profundizaré en lo que uno puede ver y hacer tanto en Vietnam como en la región más popular y brillante de Laos, además de repasar cómo obtener los visados para vivir esta aventura tan especial.

A continuación podéis ver el mapa de la ruta de este viaje a Vietnam y Luang Prabang: El recorrido que hicimos en Vietnam y Laos fue (por este orden): Hanoi – Templos de Hoa Lu – Tam Coc – Hanoi – Bahía de Halong (crucero) – Hanoi – Luang Prabang (Laos) – Hanoi – Hué – Dan Ang (Montañas de mármol) – Hoi An – My Son – Dan Ang – Ho Chi Minh City – Templo Cao Dai en Tay Ninh – Túneles de Cu Chi – Ho Chi Minh City – My Tho (Delta del Mekong) – Ho Chi Minh City.Entre medias incluiríamos Luang Prabang y destinos en el centro del país a los que llegaríamos aprovechando los precios económicos de los vuelos internos con la compañía local Vietnam Airlines, que reservaríamos sobre la marcha por 30-40 euros.Una vez sabíamos que iniciábamos el viaje por el norte y lo rematábamos en la irreductible Saigón lo único que quisimos dejar cerrado es el crucero de 3 días y 2 noches en la Bahía de Halong, que era uno de los highlights de nuestra luna de miel.La ida la hicimos por Hanoi (vía Frankfurt con Vietnam Airlines y Air Europa) y la vuelta por Ho Chi Mihn City (vía París con Vietnam Airlines y Air France), lo que suponía que arrancaríamos por el norte de Vietnam y terminaríamos por el sur.

Encontramos una combinación de vuelos a 620 euros y la aprovechamos para seguir siempre una dirección.

Este viaje tiene un condicionante que varía otras aventuras anteriores. Eso quiere decir que nos hemos mimado mucho más que en otras ocasiones, que hemos invertido un mayor presupuesto en comodidades, lo que supone no escatimar demasiado en alojamiento, el precio de las comidas o en los regalos que nos hemos traído con nosotros. Por tanto hemos adaptado al máximo el contexto de este viaje para hacer algo a medida para los gustos de los dos y darnos algún que otro capricho.